Horario : Lunes a Viernes: 10 a 13'30 - 16'30 a 20 - Sábado:10-13:30

20150503_113204_resized

La leishmaniosis canina

La leishmaniosis es una enfermedad que afecta a nuestros animales domésticos contra la que no disponemos de curación absoluta. Los casos en los que se consigue eliminar del todo al protozoo son excepcionales.

Aun así, hoy en día, los avances en prevención y tratamiento nos permiten poder  llevar a cabo un mayor control del avance clínico de la enfermedad, y prevenir su aparición estimulando la inmunidad de nuestra mascota.  A pesar de  que nuestro animal pueda tener contacto con el protozoo o padecer la enfermedad, hoy en día podemos  darle una calidad de vida durante largo tiempo.

Esta enfermedad se transmite a través de los flebotomos, los cuales se alimentan de la sangre de muchas especies animales y inyectan el protozoo en éstos al alimentarse. La prevención es importante.

No es de extrañar que las épocas más peligrosas del año para contraer la enfermedad coincidan con los picos de reproducción de su vector, el flebotómo,  siendo en primavera y otoño.

La prevención es  importante y reduce en gran medida contraer la enfermedad. Disponemos de varios productos preventivos:

 – Leisguard: Se trata de una suspensión líquida que administramos oralmente a nuestra mascota. El tratamiento consiste en administrar durante 4 semanas una dosis diaría del medicamente para estimular su inmunidad celular especifica en caso de contacto con el protozoo, dando lugar a una barrera efectiva frente a la infección.

Este tratamiento también puede ser utilizado efectivamente en animales seropositivos para ayudar a limitar la evolución de la enfermedad y ayudar a nuestra mascota a autolimitar su progresión.

En zonas endémicas se recomienda repetir el tratamiento tres veces al año (octubre, febrero,  y  junio)

– Collar Scalibor: El collar scalibor nos permite hacer también una buena prevención y de una manera práctica para el propietario, ya que una vez puesto el collar, el efecto repelente contra los flebótomos es de 5 meses.  Además también previene de la infestación de pulgas y garrapatas durante 4 y 6 meses respectivamente.

– Pipetas advantix o frontline Tri-act: la fórmula insecticida de estos spot-on nos ofrece  una buena prevención frente a pulgas, garrapatas, piojos y flebótomos. La aplicación debe repetirse una vez al mes para mantener el efecto.

– Vacuna Canileish: La vacunación contra leishmania es uno de los últimos sistemas de prevención de los que disponemos. La pauta de vacunación debe ser estricta.

La efectividad de la vacuna no es del 100 % por lo que no se debe abandonar las medidas preventivas para evitar la picadura del mosquito, como el uso de collares o pipetas.

Deja un comentario

Translate »